Have immigration questions? Talk to an experienced immigration attorney with our Ask an Attorney Program.

La norma de los 90 días del USCIS

In a Nutshell

Es extremadamente importante ser sincero sobre tus intenciones cuando solicites una visa de no inmigrante en los Estados Unidos. Tergiversar tus intenciones de viajar a los Estados Unidos te acarreará muchos problemas con el gobierno de los Estados Unidos. Una de las formas en que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) confirma la intención de tu viaje es la norma de los 90 días. La norma de los 90 días establece que se presume automáticamente que los titulares de una visa temporal que se casen o soliciten una tarjeta verde en los 90 días siguientes a su llegada a los Estados Unidos han falseado sus intenciones originales. Este artículo explica la norma de los 90 días, incluyendo cómo la aplican los funcionarios de inmigración, las consecuencias de infringir la norma y cómo probar la intención de no inmigrar en tu solicitud de visa estadounidense.

Written by Jonathan Petts
Updated November 1, 2022


¿Qué es la norma de los 90 días?

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) utiliza la norma de los 90 días al evaluar las solicitudes de inmigración. Cuando el titular de una visa temporal se casa o solicita la tarjeta verde en los 90 días siguientes a su entrada en los Estados Unidos, el USCIS asume que el solicitante falseó sus intenciones originales. La mayoría de las visas temporales son de un solo propósito. Esto significa que el titular de la visa declaró que solo tenía intención de utilizar su visa para un fin específico. A menudo, este propósito es turismo, negocios o estudios. Después de un tiempo, el titular de la visa debe abandonar el país.

La norma de los 90 días se aplica a quienes utilizan el Programa de Exención de Visa/ESTA o entran en los Estados Unidos con una visa B, F, J, M, Q o TN. En el Manual de Asuntos Exteriores [FAM, por sus siglas en inglés(en inglés)] del Departamento de Estado de los Estados Unidos estas visas se clasifican como visas de no inmigrante. Son condicionales, es decir, no permiten permanecer en los Estados Unidos de forma permanente.

Así pues, si te casas o solicitas la tarjeta verde menos de 90 días después de tu llegada, el USCIS puede considerarlo un problema. Tergiversar tus intenciones originales puede perjudicar gravemente tus posibilidades de obtener la tarjeta verde.

¿Y si tus planes cambian después de entrar en los Estados Unidos?

Puedes cambiar tus planes de inmigración después de entrar en el país solo si surge una circunstancia inesperada. El USCIS no te culpará por cambiar de planes siempre que tu intención original, antes de entrar con tu visa, haya sido salir de los Estados Unidos. 

Si incumples la norma de los 90 días, aún tendrás la oportunidad de convencer al USCIS de que no tergiversaste tus intenciones originales. Por ejemplo, el USCIS no puede culparte si una situación personal, familiar o profesional cambia repentinamente durante tu estancia. Dicho esto, haz lo posible por no incumplir la norma de los 90 días. Si la incumples, la carga de probar tus intenciones originales recae sobre ti.

¿Cómo se cuentan los 90 días?

Para contar con exactitud tus 90 días, añade 90 días a la fecha de entrada en los Estados Unidos más reciente que figure en tu registro de viaje en el formulario I-94 (registro de llegada/salida). La norma de los 90 días solo se aplica a tu entrada más reciente. Si una estancia anterior superó los 90 días pero desde entonces has salido de y regresado a los Estados Unidos, el USCIS restablece tus 90 días. Tendrás que esperar 90 días más para cumplir la norma. 

La norma solo se aplica a tu visa más reciente. Si estuviste anteriormente en los Estados Unidos con una visa de doble intención pero regresaste más tarde con una visa de intención única, el USCIS solo tendrá en cuenta tu estatus de visa más reciente.

¿En qué se diferencia de la norma 30/60?

Antes de septiembre de 2017, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) utilizaba la norma de los 30/60 días en lugar de la norma de los 90 días. De acuerdo con la anterior política del USCIS:

  • Si habías presentado una solicitud de ajuste de estatus dentro de los 30 días siguientes a tu entrada en los Estados Unidos, el USCIS asumía que habías falseado tu intención y, por lo general, negaba tu solicitud. 

  • Si presentabas la solicitud entre 30 y 60 días después de entrar, el USCIS marcaba tu solicitud como sospechosa, pero no la descalificaba directamente para obtener la tarjeta verde. 

  • Si presentabas la solicitud 60 días o más después de tu llegada, el USCIS no consideraba la solicitud como sospechosa. 

Ahora, el USCIS ha sustituido esta norma por una nueva norma de 90 días para todos los solicitantes. 

¿A quién se aplica la norma de los 90 días?

La norma de los 90 días se aplica a las personas con estatus de no inmigrante para un solo propósito que llegaron a los Estados Unidos con una estancia temporal. La norma no se aplica a los titulares de visas de doble propósito, incluidos los que tienen visas H-1B o L.

A veces, los titulares de una visa de intención única infringen una de las siguientes normas de la ley de inmigración en sus primeros 90 días aquí:

  • Trabajar sin estar autorizados

  • Matricularse en un curso de estudios no autorizado sin la correspondiente visa de estudiante

  • Casarse con un ciudadano estadounidense o residente permanente legal (titular de una tarjeta verde)

  • Intentar un cambio de estatus presentando el formulario I-485, solicitud de registro de residencia permanente o ajuste de estatus

Si un titular de una visa de un solo propósito hace cualquiera de las cosas anteriores, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) puede concluir que falseó su intención cuando solicitó originalmente su visa. Si presentas la solicitud desde tu país de origen mediante un trámite consular, el Centro Nacional de Visas (NVC, por sus siglas en inglés) también puede concluir que hiciste declaraciones falsas.

Si un titular de una visa de un solo propósito realiza alguna de las acciones anteriores fuera del periodo inicial de 90 días, el USCIS no asumirá inmediatamente que ha falseado sus intenciones originales. Pero el USCIS puede descubrir pruebas de tergiversación intencionada durante tu proceso de solicitud. Por ejemplo, si dices que viniste a los Estados Unidos y que tenías la intención de quedarte aquí durante tu entrevista para la tarjeta verde, el USCIS o su funcionario consular tiene motivos para dudar de tus intenciones originales y puede negar tu solicitud.

¿Cuáles son las consecuencias de incumplir la norma de los 90 días?

La norma de los 90 días es un principio guía. Incumplir la norma no siempre significa que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) negará la solicitud. Los funcionarios del USCIS utilizan la norma de los 90 días para evaluar si los solicitantes falsearon sus intenciones originales antes de viajar a los Estados Unidos.

Los funcionarios de inmigración del USCIS toman muy en serio las declaraciones falsas. Es probable que te nieguen la solicitud de la tarjeta verde y pueden revocar tu visa. Esto puede llevar a la deportación. Para demostrar que no has dado declaraciones falsas, debes aportar pruebas adicionales. Si puedes convencerlos, es posible que tu solicitud sea aprobada.

Probar la intención de no inmigrar

No perderás necesariamente tus posibilidades de obtener la tarjeta de residencia si incumples la norma de los 90 días. Pero prepárate para responder a las preguntas del USCIS. El USCIS te preguntará sobre tus intenciones originales al viajar a los Estados Unidos. Para obtener la aprobación, debes convencer al funcionario del USCIS de que tus intenciones iniciales no fueron falsas. En tu entrevista para la tarjeta verde, puedes presentar pruebas de tu intención de regresar a tu país de origen. Estas pruebas pueden ser un empleo permanente, la propiedad de un inmueble o reservaciones de viaje.

Si tu situación ha cambiado por factores ajenos a tu voluntad, demostrar tu intención de no inmigrar debería ser más fácil. Por ejemplo, supón que tenías la intención de abandonar los Estados Unidos pero te quedaste después de que tu cónyuge o un familiar tuvo una emergencia de salud. En este caso, podrías presentar tu situación como prueba de que tus intenciones cambiaron después de llegar al país.

El funcionario del USCIS que revisa tu caso emitirá la decisión definitiva sobre tu intención de no inmigrar. Asegúrate de llevar un registro exhaustivo para demostrar tu intención de no inmigrar. Sé siempre sincero. Tergiversar los hechos o mentir puede perjudicar tu solicitud.

Conclusión

Solicitar una tarjeta verde puede ser complicado, pero hay ayuda disponible. Si cumples con los requisitos, nuestra aplicación web gratuita (en inglés) te guiará por el proceso para obtener la tarjeta verde y te ayudará a preparar y presentar tu solicitud ante el gobierno de los Estados Unidos. Si has incumplido la norma de los 90 días o si nuestra aplicación no es lo más conveniente, quizás te podamos remitir a especialistas en derecho de inmigración con experiencia (en inglés) para que te ayuden. Haz clic en "Comenzar" para ver cómo podemos ayudarte a hacer realidad tu sueño americano.


Continue reading and learning!