Have immigration questions? Talk to an experienced immigration attorney with our Ask an Attorney Program.

Tarjeta verde vs. visa: ¿en qué se diferencian?

In a Nutshell

Un error común es pensar que la tarjeta verde y la visa son lo mismo. Aunque ambas son similares, existen diferencias entre la tarjeta verde y las visas. Para evitar confusiones, primero debes entender qué es una visa y qué es una tarjeta verde. En este artículo se explican ambas cosas y luego se destacan las diferencias entre la tarjeta verde y las visas.

Written by Jonathan Petts
Updated November 1, 2022


¿Qué es una visa?

La mayoría de las personas que quieran viajar a los Estados Unidos necesitarán primero una visa estadounidense. Puedes solicitar una visa en la embajada o el consulado de los Estados Unidos de tu país antes de viajar. Estados Unidos ofrece dos tipos principales de visas (en inglés): las de no inmigrante y las de inmigrante.

Los titulares de una visa de no inmigrante pueden visitar los Estados Unidos por razones específicas. Las clases comunes de visa de no inmigrante incluyen la visa de estudiante, la visa de turista, la visa de trabajo, la visa H-1B y otras. Las visas de no inmigrante son documentos temporales. Como titular de una visa de no inmigrante, no puedes permanecer en los Estados Unidos de forma permanente.

Una visa de inmigrante es más difícil de conseguir, pero es necesaria si quieres vivir en los Estados Unidos de forma permanente. Para obtener posteriormente la tarjeta verde, primero necesitas una visa de inmigrante. Puedes solicitar una visa de inmigrante antes de viajar a los Estados Unidos. En la mayoría de los casos, necesitas que un familiar que tenga la ciudadanía estadounidense te patrocine para tu visa de inmigrante.

¿Qué es la tarjeta verde?

La tarjeta verde es el documento físico que demuestra que tienes el estatus de residente permanente en los Estados Unidos. También se conoce como tarjeta de residencia permanente. La ley de inmigración de los Estados Unidos te permite vivir, trabajar y viajar dentro de los Estados Unidos como residente permanente. Necesitas tener una visa de inmigrante antes de poder obtener la tarjeta verde. 

Puedes comenzar tu proceso de solicitud de la tarjeta verde ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés). El USCIS es una agencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés). Si haces tu solicitud desde dentro de los Estados Unidos, debes usar el proceso de ajuste de estatus. También puedes solicitarla a través de la tramitación consular en el consulado o la embajada de los Estados Unidos de tu país, gestionados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. 

Datos importantes sobre la tarjeta verde

La tarjeta verde tiene fecha de vencimiento. Debes renovar tu tarjeta verde cada 10 años antes de que caduque. La mayoría de las personas cumplen los requisitos de elegibilidad para solicitar la ciudadanía estadounidense tras ser residentes permanentes legales durante cinco años. Si obtienes la tarjeta verde a través del matrimonio con una persona que tiene la ciudadanía estadounidense, el plazo es de solo tres años. 

Puedes obtener una tarjeta verde por parentesco, por empleo, por motivos humanitarios o por lotería. Cada año, el gobierno organiza una lotería de visas de diversidad. También se conoce como programa de lotería de la tarjeta verde. Este programa permite que 50.000 personas extranjeras puedan optar a la residencia permanente. Estas personas proceden de países que no envían muchos inmigrantes a los Estados Unidos.

Tarjeta verde vs. visa: ¿cuáles son las diferencias?

Una de las principales diferencias entre la tarjeta verde y la visa es cuándo se obtiene cada una. Debes obtener una visa antes de viajar a los Estados Unidos. Solo puedes obtener la tarjeta verde después de haber llegado. Cuando llegues a un puerto de entrada de los Estados Unidos, los funcionarios de inmigración te sellarán la visa en tu pasaporte. La tarjeta verde es un documento físico separado de tu pasaporte. A diferencia de la tarjeta verde, las visas no siempre te permiten tener una estancia indefinida. Las visas de no inmigrante tienen una fecha de vencimiento y están condicionadas a un propósito específico para viajar. 

Ten en cuenta que obtener una visa de no inmigrante no suele ser una forma de obtener la tarjeta verde. Pero las visas de inmigrante pueden ser vías para el estatus migratorio de residente permanente . Debes obtener una visa de inmigrante antes de conseguir la tarjeta verde. Después de tres o cinco años como titular de la tarjeta verde, obtendrás los requisitos de elegibilidad para solicitar la ciudadanía estadounidense. Después de este período de tiempo, puedes comenzar el proceso de naturalización. Si te aprueban, tendrás oficialmente la ciudadanía estadounidense.

Conclusión

Solicitar una tarjeta verde puede ser complicado, pero hay ayuda a tu disposición. Si reúnes los requisitos, nuestra aplicación web gratuita te guiará a través del proceso para obtener la tarjeta verde y te ayudará a preparar y presentar tu solicitud al gobierno de los Estados Unidos. Si nuestra aplicación no te resulta útil, podemos ponerte en contacto con especialistas en inmigración con experiencia (en inglés) para que te ayuden. Haz clic en “Comenzar ahora” para ver cómo podemos ayudarte a hacer realidad tu sueño americano.


Continue reading and learning!