Have immigration questions? Talk to an experienced immigration attorney with our Ask an Attorney Program.

Guía de visas de no inmigrante en los Estados Unidos

In a Nutshell

Si quieres visitar los Estados Unidos y no eres ciudadano estadounidense ni residente legal permanente, tendrás que obtener una visa de no inmigrante para realizar el viaje. Hay visas de no inmigrante por diferentes motivos de viaje, y las embajadas y consulados de los Estados Unidos de todo el mundo las conceden por un tiempo limitado. Esta guía explica qué son las visas de no inmigrante en los Estados Unidos y quién necesita obtener una. También describimos los diferentes tipos de visas de no inmigrante de los Estados Unidos y el proceso de solicitud paso a paso.

Written by Jonathan Petts
Updated December 7, 2022


¿Qué son las visas de no inmigrante de los Estados Unidos?

A diferencia de las visas de inmigrante, como las tarjetas verdes, que son para personas que piensan vivir permanentemente en los Estados Unidos, las visas de no inmigrante son para quienes quieren hacer visitas cortas. Las visas de no inmigrante están disponibles para fines turísticos, universitarios o de negocios. Suelen tener una fecha de finalización determinada.

¿Quién necesita una visa de no inmigrante?

Si no eres ciudadano estadounidense ni residente permanente legal y piensas venir temporalmente a Estados Unidos, necesitas una visa de no inmigrante. 

Sin embargo, los extranjeros de determinados países de origen no necesitan visa para visitar los Estados Unidos durante menos de 90 días por turismo, negocios o en tránsito. Este programa se llama Programa de exención de visa (VWP), y se aplica a personas de 40 países y territorios, incluidos la mayoría de los países de la Unión Europea. Además, la mayoría de los canadienses no necesitarán una visa para entrar en los Estados Unidos, a menos que piensen trabajar, estudiar, invertir o inmigrar.

El Programa de exención de visa tiene múltiples normas de elegibilidad. Tienes que inscribirte en el Sistema Electrónico de Autorización de Viaje programa antes de viajar en avión. Sólo puedes permanecer en los Estados Unidos durante un periodo máximo de 90 días sin prórroga. No puedes tener un historial de negación o rechazo de una visa estadounidense. También tendrás que demostrar que tienes fuertes lazos con tu país de origen y que no te quedarás más tiempo del permitido.  

¿Cuáles son los tipos de visa de no inmigrante?

Hay tres categorías principales de visa de no inmigrante. Puedes visitar Estados Unidos por turismo temporal o por negocios, estudios y trabajo. 

Visas de visitante

Si piensas visitar Estados Unidos por turismo o por negocios temporales, necesitas una visa B-1 o B-2 al menos que el Programa de exención de visa cubra tu país de origen. Para tu solicitud de visa estadounidense, tendrás que proporcionar documentación al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en la que se expliquen los motivos de tu viaje y el itinerario del mismo. 

La validez de tu visa puede durar entre tres meses y 10 años y depende de tu país de origen. Puedes entrar en los Estados Unidos en cualquier momento, ya sea una o varias veces dentro del periodo de validez de la visa. 

¿Cuánto tiempo puedo permanecer con una visa de visitante?

El funcionario de la Patrulla de Aduanas y Fronteras (CBP) de tu puerto de entrada determina el tiempo que puedes permanecer en los Estados Unidos. El máximo es de seis meses. Puedes ampliar este plazo, pero tendrás que solicitarlo 45 días antes de que expire la visa, y las autoridades de inmigración pueden rechazar tu solicitud. En tu formulario I-94 se indicará la duración de tu estancia. Esto es diferente de la fecha de caducidad de tu visa. Sólo puedes permanecer el tiempo que indique el formulario I-94. Aun así, puedes salir y volver a entrar en los Estados Unidos durante el periodo de validez de la visa. 

Visas de estudio

Si piensas ser estudiante en los Estados Unidos, también necesitarás una visa. El primer tipo de visa disponible para los estudiantes es la visa F-1 para estudiantes a tiempo completo en una institución educativa acreditada. Las instituciones incluyen colegios, institutos, seminarios y conservatorios. Si quieres conseguir un trabajo, sólo puedes tener un empleo en el campus. El segundo tipo de visa es el F-2, que es para los cónyuges o hijos de los titulares de visas F-1. La última opción es la visa F-3 para las personas que viven en Canadá o México y se desplazan a Estados Unidos para realizar sus estudios. 

Otro tipo de visa de estudiante es la visa M, para estudiantes de formación profesional u otras instituciones no académicas acreditadas. Sin embargo, los programas de formación lingüística entran en la categoría de visa F. 

Para los visitantes de intercambio por motivos de trabajo o estudio, existe la visa J-1. Estos titulares de visa pueden ser profesores, becarios, au-pairs y otros participantes en programas de intercambio de visitantes. Deben formar parte de un programa que promueva el intercambio cultural. También hay requisitos específicos, como el dominio del inglés. Las visas J-2 son para los dependientes de los titulares de visas J-1. 

Visas de trabajo

Las visas de trabajo permiten a las personas entrar en los Estados Unidos durante un periodo determinado. La visa no se aplica al trabajo indefinido o permanente: sólo los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes pueden trabajar en el país de forma permanente. Tu empleador tiene que iniciar el proceso de solicitud de visa presentando una petición al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). Si te aceptan, puedes obtener una visa de trabajo de no inmigrante. 

Existen múltiples clasificaciones de visa para los trabajadores temporales. Las visas H-1B y H-1B1 son para trabajos profesionales. Estos trabajos deben requerir por lo menos una licenciatura. Debes tener un empleador patrocinador. 

Las visas H-2A y H-2B son para trabajos de temporada en los que no hay ciudadanos estadounidenses disponibles como empleados. Esto podría incluir el trabajo agrícola. 

Las visas L-1A o L-1B son para personas transferidas desde una empresa multinacional a una oficina en los Estados Unidos. Las visas O-1 son para personas con talentos únicos. Las visas P-1A, P1-B, P2 y P-3 son para artistas y animadores. Las visas Q son para personas que participan en un intercambio cultural internacional. Las visas C-1, D y C-1/D son para los miembros de la tripulación de barcos o los empleados de aerolíneas. 

Cómo solicitar una visa de no inmigrante en los Estados Unidos

Para solicitar una visa de no inmigrante, tienes que llenar el formulario DS-160, pagar una tarifa y programar una entrevista. Después, tienes que reunir tu documentación y asistir a la entrevista para la visa. 

Paso 1: llena el formulario DS-160

En primer lugar, tienes que llenar el formulario DS-160. Tendrás que proporcionar muchos datos personales.  Esta información incluye historial de viajes, historial de empleo, información sobre los miembros de tu familia y otros datos. 

Paso 2:  paga la tarifa de la visa

A continuación, tendrás que pagar una tarifa de solicitud. La pagarás en la sección consular de una embajada o consulado de los Estados Unidos responsable de los servicios de visa. La tarifa es de 160 dólares. Sin embargo, si eres trabajador temporal, tendrás que pagar 190 dólares. Puedes pagar esta tarifa de tramitación al presentar el formulario de solicitud.  

Paso 3: programa tu entrevista para la visa

El siguiente paso para los solicitantes de visa es programar una entrevista en un consulado o embajada de los Estados Unidos. Debes consultar con antelación en el Departamento de Estado de los Estados Unidos los tiempos de espera para las citas. Comprueba que no haya restricciones de viaje vigentes, como las relacionadas con la pandemia de coronavirus. El tiempo de espera de tu cita para la visa dependerá de la ubicación del consulado general de los Estados Unidos que elijas. 

Paso 4: reúne los documentos de soporte

Tendrás que llevar documentación a tu entrevista. Esto incluye un pasaporte válido, una fotografía de pasaporte, la página de confirmación del formulario DS-160, el comprobante de pago y una copia impresa de la carta de cita para la entrevista. 

Es posible que también tengas que mostrar pruebas de tu intención de no inmigrar. Esta intención requiere de pruebas de que volverás a tu país de origen después de visitar los Estados Unidos. Por ejemplo, puede que tengas que mostrar tu itinerario de viaje, documentación de trabajo de tu país de origen o cartas de invitación de familiares o amigos. 

Paso 5: asiste a la entrevista para la visa

En la entrevista, tendrás que hacer una declaración bajo juramento y se te tomarán las huellas dactilares. El empleado consular revisará tu solicitud y tu documentación. Es posible que te hagan preguntas sobre el motivo de tu visita, tu itinerario y cómo lo vas a pagar. La entrevista puede ser corta o larga. Es esencial dar respuestas precisas. 

Paso 6: recibe la decisión de la embajada de los Estados Unidos

Tras la expedición de tu visa, puedes viajar a los Estados Unidos en cualquier momento hasta la fecha de caducidad de la visa. Mostrarás tu visa y tu pasaporte al empleado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) en el puerto de entrada. 

El formulario I-94 es un registro de tus entradas o salidas de los Estados Unidos. Ahora suele ser electrónico. Puedes encontrarlo en Internet o pedirlo al empleado del puerto de entrada. 

Es muy importante conocer la fecha de entrada en tu Formulario I-94. Así te aseguras de que no vas a permanecer más tiempo del concedido en tu visa. La fecha de salida de tu I-94 puede ser anterior a la fecha de caducidad de tu visa. La fecha del I-94 tiene prioridad sobre el sello de tu visa, así que asegúrate de revisar bien el formulario. La ley de inmigración estadounidense impone fuertes consecuencias por sobrepasar la duración de tu visa, incluyendo la prohibición de regresar a los Estados Unidos. 

Conclusión

No puedes solicitar una visa de no inmigrante con la intención de emigrar a Estados Unidos. Sin embargo, si cumples los requisitos y decides solicitar el estatus permanente más adelante, podemos ayudarte. Si reúnes los requisitos, nuestra aplicación web gratuita te guiará a través de tu proceso de inmigración y te ayudará a preparar y presentar tu solicitud ante el gobierno de los Estados Unidos. Si nuestra aplicación no te resulta útil, podemos ponerte en contacto con un abogado de inmigración con experiencia para que te ayude. Haz clic en "Comenzar" para ver cómo podemos ayudarte a hacer realidad tu sueño americano.


Continue reading and learning!